AESEC Asociación de empresas de servicios de Elche y comarca

¿Dónde estamos?: C/ Cauce, 7

Teléfono: 966 61 29 99

Horario: 9:00-14:00 / 16:00-19:00

Secciones
Mostrar buscador
Cerrar buscador

¿Qué necesitas? Ver todo >

Noticias

Noticias (RSS)

«Es necesaria la solidaridad fiscal entre territorios»

09/11/2017

El boicot a los productos catalanes no tiene sentido; la mayoría de los proveedores de las empresas de Cataluña son del resto de España»

«Resulta muy curioso que Alicante tenga una marca tan impresionante fuera, y que aquí sea tan criticada»

El académico Manuel Romera acude mañana a Elche (salón de actos de Neumáticos Soledad en el Parque Empresarial) para impartir una master class del IE Business School («Voluntad económica y riesgos políticos»), que forma parte de un programa de desarrollo para directivos y a la que asistirán los profesionales de la Asociación de Empresas de Servicios de Elche y Comarca. Romera trabaja con los principales gurús económicos de España, ministros, expertos, responsables de los programas de Economía de los principales partidos, etc. Este profesor de Dirección Financiera y director del Sector Financiero del IE viene a Alicante a dar su visión de la coyuntura económica. 

¿Cuál es su diagnóstico rápido de la situación económica a raíz de los acontecimientos en Cataluña?El estudio de la Airef que salió publicado el viernes pasado demuestra que el crecimiento, tanto catalán como español, se va a ver perjudicado por la crisis catalana; la situación es lo suficientemente grave como para tenerla en cuenta. El consumo comienza a caer en Cataluña, también, el empleo, y a eso se suman las más de 2.000 empresas que han salido de la región, con lo que la situación económica no es la más halagüeña posible.¿Cree que si persiste la inseguridad jurídica y no se vuelve a la estabilidad el goteo de la salida de empresas puede seguir?Sí, el miedo es libre. Y los empresarios, y más aún los catalanes, no quieren inseguridad jurídica, sea o no racional. Si el Sabadell y la Caixa ven salir depósitos de forma tan llamativa, no piensan en si son catalanes o no, sino en cómo solucionar ese problema de inseguridad jurídica aparente que les afecta. La forma en que se percibe esa inseguridad por parte de los consumidores, los ciudadanos o los inversores aboca a un goteo constante de empresas que salen de la comunidad, porque su seguridad jurídica aparente no es real.¿Y esas empresas pueden volver?l proceso fabril no se ha movido todavía. Lo que sí es verdad es que la vuelta sería relativamente sencilla si la situación política vuelve al equilibrio. Han traspasado sus estructuras jurídicas, por lo que no sería muy complicado darle la vuelta, pero no sabemos hasta dónde va a llegar este fenómeno, y no sabemos hasta qué punto cuántas fábricas se están planteando el no tener el estigma catalán y no verse afectados por el boicot a los productos catalanes, lo cual no tiene sentido porque la mayoría de los proveedores de las empresas catalanas son del resto de España. Es pegarse un tiro en el pie, pero sabemos que es cuestión de sentimientos, no de economía.¿Qué más riesgos ve en el horizonte económico?Los hay de muchos tipos. La tensión de los EE UU y Japón con Corea del Norte pone los pelos de punta. No obstante, el mundo crece a una velocidad suficiente para crear empleo, hay una cierta estabilidad en el ambiente. También hay incertidumbres, como el crecimiento de China, la baja rentabilidad de los bancos, etc. Hay un frío-calor en la economía, porque igual que el riesgo político es alto, la confianza también es alta.Descendiendo un poco más, ¿cómo ve a la provincia de Alicante y a Elche?Es muy positivo que la economía alicantina esté recuperando el nivel del año 2008. La provincia está abierta al mundo, por eso casi la mitad de las viviendas que se venden en Alicante son operaciones con extranjeros. El turismo es espectacular, al igual que los procesos de manufacturas y los sectores exportadores, que están muy bien concebidos.¿Qué imagen se tiene del empresariado de Alicante en Madrid?La gestión de los equipos directivos alicantinos tiene buena fama en el resto de España. Alicante es el típico sitio al que todo el mundo quiere ir. Antes era mucho más conocida Málaga. Yo viajo por el mundo entero y soy miembro de varios consejos de administración, y te das cuenta de que Alicante, como marca, es muy potente. Resulta muy curioso que Alicante tenga una marca tan impresionante fuera, y que aquí sea tan criticada. Las empresas alicantinas que han sobrevivido a la crisis han demostrado fortaleza.¿Cuál es su modelo ideal de financiación autonómica?Es necesaria una solidaridad fiscal bien entendida entre territorios. No puede ser que el Fondo de Liquidez Autonómica sea una especie de ayuda sobrellevada para los territorios. Debemos caminar hacia un mayor equilibrio, teniendo en cuenta las necesidades de cada comunidad. No se trata de hacer política, sino de aplicar el sentido común, sobre todo para cumplir con el déficit, para no generar más deuda pública. Deberíamos de dejar de pelarnos territorialmente. Menos política y más realidad financiera.Cómo ve la situación fiscal? Se lo digo porque se habla de posibles rebajas de impuestos desde el Gobierno y Ciudadanos, y el PSOE ha presentado una propuesta que va en la dirección contraria...De nuevo sentido común: bajadas de tipos impositivos significan aumentos de recaudación. Está demostrado. Nosotros en el Instituto de Empresa hemos propuesto una bajada del impuesto de sociedades hasta el 15 ó el 10%. Recaudaríamos más. La libertad de mercado no debe pasar desapercibida. ¡Que bajen los impuestos! Lo fácil es subir los impuestos a los ricos, todo para recaudar menos. 

Mostrar
Cerrar

C/ Cauce, 7
03206 Elche (Alicante)

966 61 29 99

Horario:
9:00-14:00 / 16:00-19:00

Nota legal · Privacidad · Noticias (RSS) · Diseño: Mediaelx · Aesec

Uso de cookies: De acuerdo con la legislación vigente le informamos que esta web usa cookies para mejorar la experiencia de navegación así como para fines estadísticos. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra POLITICA DE COOKIES